7 junio 2018
Categoria
Ventajas
Comentarios 0

En el sector inmobiliario siempre ha sido más que cierta la expresión de una imagen vale más que mil palabras, una cita célebre que, debido al auge del marketing digital, ha dado lugar a una nueva versión de la misma: un vídeo vale más que mil imágenes. Que el mercado inmobiliario tiene mucho que decir dentro del marketing online es una obviedad que pocos se atreven a negar, pero que tiene aún mucho por mejorar en el uso comercial y promocional del formato vídeo es algo que muy pocos se cuestionan.

En un post pudimos comprobar hace poco la enorme importancia que posee la fotografía dentro del sector inmobiliario, pero muy pocos intuyen aún la relevancia que puede tener el contenido audiovisual o animado, y las enormes posibilidades que se le intuyen a un formato por el que las agencias deben comenzar a apostar muy en serio. Vamos a entrar en materia.

¿Qué evitar a la hora de hacer vídeos para mi agencia inmobiliaria?

El formato vídeo ofrece muy pocos problemas e infinitas soluciones y ventajas. Como son prácticamente inexistentes, empezaremos por los inconvenientes que supone para una agencia (y para cualquier empresa) apostar por crear contenido audiovisual de su marca.

En primer lugar, se trata de un tipo de formato que requiere tiempo y cierto mimo a la hora de elaborarlo. Para que el vídeo sea atractivo para el usuario (es decir, para que este decida perder su tiempo en visualizarlo), hace falta que el producto final sea reproducible.

Hablando en términos más concretos, la calidad de la imagen y del sonido (sobre todo si hay voz) debe estar cuidada al máximo. Si no es así, el vídeo no tendrá ninguna capacidad de enganchar al usuario, y tardará cinco segundos en abandonarlo.

Otra de las razones que pueden llevar al usuario a abandonar el vídeo en poco tiempo es el formato del mismo, su guion. Piensa cómo crear algo en formato audiovisual que genere valor al usuario y que lógicamente guarde relación con tu empresa o con el sector inmobiliario. Un gran ejemplo de lo que no se debe hacer es lo que hacen muchas agencias inexpertas, que se limitan a presentar sus viviendas como si de diapositivas se tratara (e incluso a veces, se atreven a poner una musiquilla de fondo). Y la verdad es que eso sí es vídeo, pero no tiene nada que ver con el vídeo-marketing.

Presentar viviendas a modo de diapositivas con música de fondo NO es vídeo marketing.

Y es que ahí reside el segundo inconveniente del vídeo. El contenido audiovisual requiere una labor creativa para que dé verdaderos resultados. Uno echa un vistazo a YouTube o a Facebook y resulta evidente que el formato vídeo está en pleno auge, pero para apostar por él y subirse a la ola del éxito, no vale con encadenar varias imágenes y presentarlas como si de una presentación de transparencias se tratara. Hay que despertar la curiosidad y el interés del usuario, y aquí te vamos a mostrar cómo tu agencia puede hacerlo.

conoce todas las ventajas del video-marketing

¿Cómo aplicar una estrategia de vídeo-marketing a mi agencia inmobiliaria?

Ya sabes los inconvenientes que acarrea la creación de vídeos para empresas, que más que inconvenientes, es la responsabilidad de hacer un buen trabajo, y aquí te vamos a ofrecer ideas muy valiosas para que aprendas cómo hacerlo.

Si aún dudas de su potencial, es que no comprendes la fuerza que tiene YouTube para Google. Imagina que eres un usuario que busca pisos en Alicante, y entre los 10 resultados de búsqueda que aparecen en la primera página, uno incluye la miniatura de un vídeo. La capacidad de llamar la atención que posee este enlace es infinitamente superior al resto. Si luego, el vídeo es bueno, tendrás el 50% de la venta hecha.

¿Y cómo hacer un buen vídeo aplicado al sector inmobiliario? Pongamos que nuestros recursos son los más limitados posibles: no tenemos nociones de edición de vídeo, podemos comprarnos un micrófono pero no tenemos una gran voz o no nos gusta salir hablando ante cámara. ¿Esto nos obliga a decantarnos por una presentación de diapositivas cutre? La respuesta es clara: no.

Si este fuera tu caso, puedes inspirarte mucho en uno de los medios de comunicación más innovadores hoy por hoy, Playground. Se trata de una empresa pionera en un formato tan simple como el de vídeo + texto. Apóyate en esta narrativa para ofrecer tus casas de una forma distinta. Incluye en los distintos planos o fotografías que pongas en el vídeo, textos que describan las particularidades del inmueble que no se vean a simple vista.

Explora otros formatos con imágenes de la ciudad en la que está situada tu agencia, utiliza fotografías de los lugares más representativos de la localidad y habla sobre las mejores zonas para vivir, puntos de interés, curiosidades… Información de mucho valor para todo aquel que busca piso en una zona determinada. Es solo un ejemplo para que entiendas el poder comunicativo y comercial que puede tener un buen vídeo, pero recuerda, un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

¿Quieres un ejemplo de cómo hay que hacerlo bien? Aquí te proponemos un vídeo de la inmobiliaria Futurpiso en el que nos muestran una de sus viviendas destacadas:

Y tú, ¿te animas con el video-marketing inmobiliario?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *