Realidad virtual para inmobiliarias: ¿Qué es y cómo beneficiarnos de ella?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Has pensado en usar la realidad virtual para inmobiliarias? ¿Has oído hablar de ella? ¿Ni idea de cómo puede beneficiarte en tu negocio? Sea cual sea el caso, sigue leyendo estas líneas porque en ella vas a descubrir en qué consiste este recurso y, por supuesto, cómo funciona en el sector inmobiliario.

¿Qué es y en qué consiste la realidad virtual para inmobiliarias?

clientes haciendo un tour virtual inmobiliario 360

Si usas Google Trends en tu sector, con conceptos como “ver pisos en casa”, “ver una casa online” o similar verás que entre las propuestas que se arrojan hay una que se repite especialmente: “casas 360 grados”.

El tiempo es oro, eso es algo que seguro que ya sabes, y la gente quiere ver antes de perder el suyo. Hay viviendas en las que se pueden tener dudas y otras en la que se sabe, haciendo un tour virtual mediante 3d showcase que permita ver los inmuebles sin tener que desplazarse a ellos, si resultan o no de interés.

Quien más y quien menos, todos sabemos cuál es la base de la realidad virtual. Si la llevamos a nuestro sector, resulta bastante lógico pensar que hablaríamos de una tecnología que permite la visualización de pisos, casas, locales o garajes como si estuviésemos en ellos.

También te puede interesar: Las ventajas de aplicar el vídeo-marketing en el sector inmobiliario

vídeo 360 para inmobiliarias

El vídeo 360 para inmobiliarias nos permite ofrecer una visión completa y real de los lugares gracias a su capacidad para filmar en todas direcciones y de crear, con esa información, un espacio realista que se puede reproducir desde un sitio web y que el usuario puede ver en primera persona.

En efecto, hablaríamos de una de las ramas del vídeo-marketing inmobiliario más recientes del sector, el tour virtual para inmobiliarias en el que el usuario participa, desde su casa, como si estuviese haciendo una visita real, viendo los detalles que tiene delante, pero también los que pueden quedarse detrás, arriba o bajo sus pies, todo lo que en fotos no podemos mostrar con claridad.

Realidad virtual inmobiliaria: ventajas

Ventajas de la realidad virtual.

¿Nos sabes cómo usar la realidad virtual para vender casas? ¿Desconoces todas las ventajas que se obtienen con este avance tecnológico?

Si tienes estas u otras dudas al respecto, te invitamos a que escuches este ? podcast. ¡Dale al play!

Suponemos que has escuchado ya el podcast, pero si no lo has hecho y aún no sabes cómo usar la realidad virtual para vender casas, te invitamos a que sigas leyendo la última parte del artículo ya que de ahora en adelante vamos a enumerar 6 datos relevantes que harán que te decidas por la realidad virtual para aplicar esta tecnología a la hora de visitar inmuebles.

6 datos relevantes de la realidad virtual que debes conocer

realidad virtual 360 en el sector inmobiliario

  1. Sin desplazamientos. Esto es lo que más gusta al usuario. Poder ver con exactitud una propiedad para ver si merece la pena o no y no perder el tiempo en algo cuando puede saber, desde la comodidad de su hogar, que le conviene o no. Puede parecer negativo, pues estamos perdiendo una oportunidad de intento de venta si no llegamos ni a ver al cliente pero… seamos sinceros, ¿Cuántas personas que no quieren una propiedad se han terminado convenciendo? Mejor veamos el punto positivo para la empresa, que es el mismo: no perder tiempo y dinero en desplazamientos. El profesional puede reducir sus jornadas de visitas gracias a este recurso y dedicar varias horas al día a otros menesteres.
  2. Filtro rápido. Lo dicho, el usuario es capaz de usar esas experiencias vr para descartar opciones o para plantearse una primera visita. Esto es, se trata de un potente filtro que quien esté interesado en nuestros inmuebles va a valorar en gran medida.
  3. Alquiler por adelantado. No sólo nos sirve para vender, también podemos usar la realidad virtual para el alquiler de viviendas. Usar una cámara 360 para inmobiliaria para hacer buenas fotos y crear y colgar proyectos con VR de tu vivienda mientras está en alquiler servirá para ir pudiendo encontrar otro inquilino sin necesidad de molestar al actual con visitas. Así, es posible que alquiles tu inmueble a una nueva persona tan rápido como finalice el contrato que tengas vigente. Es bueno para tus clientes, claro, pero también habla de la eficacia de tu negocio.
  4. Reduce costes. La realidad virtual para vender pisos también nos ayuda a reducir costes. Desde los desplazamientos por parte de los comerciales para primeras visitas (de los que ya hemos hablado) hasta la posibilidad de ahorrarnos el piso piloto, pasando por esas visitas inesperadas que el cliente quiere hacer para recordar un detalle o para mostrarle la vivienda a los suegros.
  5. Competencia digital. Tener un servicio de “Realidad virtual pisos” en tu web supone marcar la diferencia respecto al resto. Hay decenas de inmobiliarias en tu localidad, cientos si me apuras; ¿por qué elegirte a ti? Aquí tienes un punto que te hace estar un paso por delante del resto al ofrecer algo que los demás no y que, además, tiene mucho valor para el usuario.
  6. Impacto en el cliente. El 3D para inmobiliarias es algo que gusta, gusta mucho. No es la divina papaya, pues todos, quien más y quien menos, hemos visto algo de realidad virtual, pero, sin duda, es llamativo y hace que el boca a boca aparezca y sea efectivo entre los posibles clientes.

Inmovilla y Floorfy para que puedas aplicar tours virtuales en tu inmobiliaria

Inmovilla y Floorfy te cuentan cómo aplicar la última tecnología en tours virtuales para aumentar las captaciones de propietarios, generar el máximo contenido en un tiempo récord y comercializar tu cartera de la mano de las herramientas de visitas Online

 

Artículos relacionados
PRECIOS
Precios simplificados. El mejor CRM inmobiliario
0,00 €
Gratuito

Prueba las funcionalidades de Inmovilla totalmente gratis.

70,00 €/mes
(Impuestos no incluidos)
Full edition

Todas las funcionalidades de Inmovilla incluidas.