4 consejos para llevar de forma eficiente tu negocio desde casa

Trabajar y comunicarse con el equipo desde casa.

Estar presente en plataformas digitales pasó de ser una simple opción a convertirse en una necesidad. Han sido pocos los sucesos globales que han impuesto un cambio profundo en la manera que tenemos de sobrellevar el día a día, pero sin duda alguna la pandemia iniciada en el primer semestre de 2020 marcó un antes y un después en lo que conocíamos como normalidad.

Y es que la normalidad y la cotidianidad son cosas tan subjetivas que el punto de vista varía en un amplio espectro de vivencias distintas. Sin embargo, podemos afirmar con seguridad que trabajar desde casa y llevar un negocio desde el hogar será la nueva norma en los años por venir. No tenemos que ir muy lejos para encontrar evidencia de este fenómeno: en todos los rincones del mundo, las plataformas online han incrementado sus niveles de conversión como consecuencia directa a la necesidad de los clientes.

Generalizar es muy difícil en estos casos. Si llevas una inmobiliaria, lo mejor será usar nuestro software para controlar todos los aspectos de la misma sin la necesidad de estar presente en una oficina. Si, por otro lado, llevas un negocio de comida, el proceder debe ser un poco diferente. Pero nuestro objetivo el día de hoy es brindarte consejos que puedan servir para llevar negocio desde casa sin importar el tipo de compañía que tengamos.

1- Concéntrate en tu equipo

Los trabajos online desde casa suelen tener un mayor requerimiento mental que aquellos que sólo pueden ser realizados de forma presencial. Esto puede llevar a causar altos niveles de estrés y agotamiento mental, que en muchos casos suele ser igual de perjudicial que el agotamiento físico. Si llevas un negocio desde casa, saber cómo está tu equipo te ayudará a aumentar la productividad a los niveles deseados. El talento humano de tus empleados será indispensable para completar todas las metas en el tiempo estipulado. La diferencia entre un buen agente inmobiliario y una persona irresponsable, puede terminar costando muy caro a tu negocio a mediano y largo plazo.

Establecer horarios fijos, usar plataformas grupales de trabajo y mantener los objetivos planteados, ayudará a incrementar la moral de tus colaboradores para así asegurar rentabilidad y eficiencia. Esto no quiere decir que se deba ser excesivamente controlador, por eso conocer a tu equipo uno a uno te dará una idea mucho más amplia de cómo proceder en caso de que algo salga mal.

2- Nunca dejes de lado la comunicación

No hay excusas para no comunicarse continuamente con todas las partes involucradas en tu proyecto. Después de todo, los servicios digitales son ahora las plataformas de comunicación más usadas en el mundo y están al alcance de todos. La mayoría de los trabajos desde la casa emplean ambientes digitales específicos para no entrometerse en aplicaciones cotidianas. No es lo mismo contactar a un empleado por Facebook que hacerlo por Skype, por ejemplo. Por supuesto, esto dependerá del tipo de negocio que quieras llevar desde casa. Tus proveedores (en caso de tenerlos) no tendrán excusas para estar alejados de un celular o de redes de comunicación online, por eso es importante hacer énfasis en la vital necesidad de tener a todas las partes correctamente conectadas.

Persona trabajando desde casa usando el software de Inmovilla.

3- Mide tu desempeño de forma constante

La única forma de saber si todos están en el mismo bote remando hacia un sólo objetivo es haciendo mediciones constantes del desempeño grupal. Esto no sólo incluye a los empleados, también te incluye a ti como jefe que busca llevar un negocio desde casa. Tus directrices tienen que ser claras y alcanzables, pero para saber si el aporte individual de cada quien es el correcto, lo mejor es usar indicadores clave de desempeño (KPIs). Aprender a dominarlos es sencillo y no debería representar una mayor dificultad el análisis de los mismos. Además, esto podrá servir para plantear distintas alternativas que estén en consonancia que lo que se alcanzó y lo que se quiere llegar a alcanzar. Existen diversas herramientas de gestión para hacer este proceso mucho más ameno.

4- Nunca pierdas el foco

Es probable que al principio todo se haga un poco cuesta arriba. Es entendible, no es fácil hacer una transición entre los métodos tradicionales a las formas modernas de llevar un negocio. Siempre debemos tener en mente las grandes ventajas que esto trae, tanto para nosotros como para nuestros clientes. La sociedad en general se ve beneficiada de la proliferación digital ocurrida en los últimos años.

El sueño de tener una humanidad conectada está cada vez más cerca y tu negocio aporta un inmenso grano de arena a ese bien común. Recordar el por qué necesitamos sí o sí adaptarnos a las nuevas normalidades será nuestra gasolina para conducir en la feroz autopista del mundo comercial. No importa qué tipo de negocio tengas, al final del día sólo importará tu capacidad de adaptarte a los cambios y hacer frente a todo lo que se interponga entre ti y tus metas. Independientemente de todo esto, nunca dudes que la recompensa siempre valdrá la pena.

A continuación os compartimos el siguiente vídeo con muy buenos consejos para sobrellevar el teletrabajo en un ámbito más personal.

Comments are closed.