13 septiembre 2018
Categoria
Noticias
Comentarios 0

El mercado inmobiliario a veces es impredecible. Los profesionales del sector de la vivienda podemos ser capaces de descifrar nichos potentes, lugares en los que invertir puede ser la mejor opción… Se trata de cálculos más tangibles, un terreno que los agentes inmobiliarios o empleados de la industria inmobiliaria sabemos (y debemos) dominar, no sucede lo mismo cuando influyen tendencias que se escapan a los parámetros medibles. No podemos conocer con antelación qué tipo de vivienda en concreto va a reventar el mercado, aunque cuando lo haga, seremos los primeros en enterarnos para dar esta valiosa información a nuestros clientes. Por ello, en este post repasaremos cuáles son los tipos de inmuebles más vendidos en lo que llevamos de 2018.

Los inmuebles más vendidos en el mercado de la vivienda en 2018

Como decíamos antes, en ocasiones surgen tendencias, prácticamente sin ningún origen que se pueda prever, que son capaces de calar de una forma muy fuerte en el usuario. Métodos tan simples como el clásico boca a boca hacen que un determinado producto se comience a viralizar en el mercado inmobiliario, y cuando la bola es muy grande, no hay quien la pare.

Uno de los ejemplos más visibles de esto que acabamos de decir son las casas prefabricadas, el producto estrella del sector de la vivienda en este 2018. ¿La razón de su repentino auge? Es difícil saberla con exactitud, pero lo cierto es que la demanda de este tipo de inmuebles se ha triplicado en los dos últimos años, según webs y portales especializados.

Las casas prefabricadas, el producto estrella de 2018

La verdad es que la causa principal de su imparable boom responde a algo tan simple y elemental como el precio. Un dato refleja esta realidad a la perfección. El valor del metro cuadrado en esta clase de propiedades ronda cantidades que se mueven entre los 800 y los 1.000 euros, lejos de los 1.300 y 1.600, cifras presentes en las viviendas de corte más tradicional. No obstante, es imposible que el precio menos elevado sea el único atractivo, ya que hay que tener en cuenta otros costes que van incluidos en el valor de otro tipo de casas, como las canalizaciones y otro tipo de instalaciones para que el espacio pueda ser habitable. En definitiva, que si nos ponemos a hacer cálculos, el ahorro no es tan mayúsculo como parece a simple vista.

Por ello, para entender su fama actual hay que buscar otros motivos, y quizá uno de ellos sea su característica como casas modulares. ¿Qué quiere decir esto? Que si en algún momento, los propietarios quieren ampliar el núcleo familiar, tan solo tienen que adquirir un nuevo módulo, y podrán contar con un mayor número de metros cuadrados.

Otra cuestión que incide en la decisión de los compradores puede ser el ahorro energético, ya que al tratarse de propiedades de nueva construcción están equipadas con lo último en lo que se refiere a elementos técnicos de electricidad y consumo. Y no solo ello, sino que también están diseñadas a la perfección para que la circulación del aire sea óptima, un factor que los usuarios no encuentran en viviendas con más años de construcción.

Las viviendas de lujo, otro producto en boga

Esta modernidad también es la virtud de otro producto inmobiliario que poco tiene que ver con las casas prefabricadas (o tal vez sí), pero que también vive un auge en su demanda totalmente imparable. En este caso, hablamos de las viviendas de alto standing, que debido a las solicitudes procedentes del extranjero y cada vez más, a las provenientes del comprador nacional, están viviendo su época dorada.

Curiosamente, al igual que las viviendas modulares, es en Barcelona y Madrid donde más se están comerciando esta clase de casas tan exclusivas, cuyos precios solo son accesibles a los bolsillos más llenos, pero que pese a ello, tienen un nivel de aceptación entre el público al que van dirigidos cada vez más alto.

El perfil de vivienda de lujo que más gusto al usuario son los pequeños y medianos apartamentos, nuevas construcciones ubicadas en el corazón de las grandes ciudades. Los áticos son una modalidad que también está enamorando tanto a compradores como a inversores, debido al gran margen de beneficios que ofrecen. Los lujosos residenciales son otro producto que cuenta con una gran demanda, y que va dirigido a un sector de la población de una edad cercana a la jubilación y con un alto poder adquisitivo.

El estereotipo del turista extranjero que acaba enamorado del clima español responde perfectamente a este tipo de casos, que van más allá de las grandes ciudades. Marbella y la Costa Blanca de Alicante se están consolidando como potentes mercados en lo que se refiere a grandes casas ubicadas en exclusivos complejos residenciales, un tipo de vivienda que va camino de convertirse en el más demandado quién sabe para el año próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *